Auschwitz I

auschwitz

«El trabajo hace libre»

O también interpretado «A la liberación por el trabajo«.

Una de nuestras principales motivaciones para visitar Cracovia fue Auschwitz, habíamos leído tanto, nos habían contado tantísimo… Que teníamos que verlo…

No es el primer campo de concentración que visitamos, si el primero de exterminio y como he dicho en alguna ocasión, cada vez que visitas un sitio así es como si te arrancaran un trozo de la capacidad para sonreír.
Pero también pienso que es necesario conocer la historia para no cometer los mismos errores otra vez.

¿Que fue Auschwitz?

Auschwitz era un complejo de campos de concentración y exterminio de la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial.
Estaba comprendido por Auschwitz I (el original).
Auschwitz II-Birkenau (Campo de concentración y de exterminio), Auschwitz III – Monowitz (Campo de trabajo para IG Farben y 45 campos a su alrededor más.

De los cuales solo se puede visitar Auschwitz I (el original) y Auschwitz II – Birkenau (Campo de concentración y de exterminio)
Pero con una tercera parte de lo que se visita es suficiente para hacerte una idea del horror que allí se vivió.

Como visitarlo

Personalmente llevábamos contratada la excursión a través de internet por unos 45,00€/persona a través de Civitatis.
Aun que realmente la compañía local que opera allí es la de nuestro querido guía Diego.
Good Tours (los paraguas verdes de la plaza del mercado).
Fue una decisión muy acertada el llevarlo ya contratado desde España puesto que para visitar Auschwitz hay mucha demanda y unos horarios en concreto…

Nuestro día de Auschwitz comienza

Nos levantamos a las 5:15 de la mañana… como podréis imaginar muy pronto tampoco nos acostamos.
Como buenos Zombies nos adecentamos, desayunamos en nuestro apartamento, nos hicimos unos bocadillos y unas botellas de agua a la mochila.
(que por cierto hay que dejarla en el autobús)


Dentro de Auschwitz I es verdad que hay un puestecito que venden porciones de pizza y patatitas, pero:
1- Siempre está lleno de gente.
2- No es precisamente asequible.
También hay algo así en Auschwitz II – Birkenau. Además de máquinas expendedoras y librerías en ambos campos.


Cabe decir también que para hacer pis hay que pagar si no recuerdo mal 2 PLN, unos 0´50€.
Algo completamente aceptable y más aún cuando están limpísimos en los dos sitios.
En el primer campo puedes pagar en efectivo o tarjeta, en el segundo solo en efectivo.

Nos dirigimos a la Plaza de Matejko 2, esta se encuentra justo detrás del Barbacana.
A nosotros nos indicó nuestro guía del Free Tour el primer día dónde estaba.


Teníamos que estar a las 6:45 allí para comenzar nuestro día de recorrido. Cuando llegas hay varios autobuses, con guías que hablan o por lo menos «Chapurrean» el Español, te indican cual es tu autobús.
En el que nos montamos enseguida ya que hacía bastante frío.

Nada más llegar, normas y tiempo para ubicarte.

Una hora y medía después de ir en autobús llegamos a nuestro destino Auschwitz I.
Por lo que nos cuentan en el autobús, los guías del campo tienen que ser guías homologados.
Además durante todo el recorrido va acompañado de una persona nativa por si aún así surgiese alguna duda que por si solo no pudiese resolver.

Una vez llegas a el Parking te explican dónde están los baños, librerías y pequeños puestos y te dan 10 minutos.
Nosotros aprovechamos el momento, fuimos al baño, y miramos por encima los libros (hay muchos en español) pero no te da tiempo a más.


Te pones en la fila y cuando pasas detrás de tu guía o guías te dan un aparato para colgarte del cuello o meterlo en el bolsillo y unos cascos de diadema a decir verdad poco comodos. Nosotros éramos un grupo grandendecito y nos separaron en dos.

Nos tocó un guía del cual no recuerdo el nombre, de habla no hispana. Lo rebautizamos como el verdadero guía Runner ya que nos llevó corriendo toda la mañana.
Incluso teniendo que llamarle la atención en más de una ocasión por que en el grupo habían personas mayores de 60 años y les costaba seguir el ritmo.

Comenzamos la visita como os decía antes, con los cascos puestos, el aparato que van los cascos colgado del cuello.
(mejor meterlo en el bolsillo por que pesa un poco y al final hace daño).
Comenzamos a recorrer diversos barracones, viendo las exposiciones y escuchando las explicaciones de nuestro guía.

La idea que llevábamos…

Si es verdad que llevábamos una idea completamente diferente de lo que fue la visita.
Por que por ejemplo todas las fotos que tenemos están hechas con el Iphone XR deprisa y corriendo ya que no tienes tiempo.
(o por lo menos nosotros no tuvimos tiempo en nuestra visita)

Nosotros llegamos a la conclusión de que Auschwitz lo tenemos que visitar dos veces.
Una con guía en Español que te vaya contando y otra por libre para hacer fotos (sobre todo para el blog).
Además para poder leer toda la historia que hay en esas paredes (por cierto toda en polaco y algo en inglés).

Correr, correr y correr…

Una de las cosas por las que tienes que ir andando rápido y por lo decíamos que es el verdadero guía Runner de Auschwitz es por que el entra en una habitación y va hablando sobre la misma y las fotografías de la misma.
Si no vas a su lado y vas al final del grupo, lo que te pasará es que cuando tu estés entrando en esa habitación el ya estará por otra por lo tanto estarás al principio escuchando la explicación de una habitación sin verla, y después viendo una habitación y escuchando la explicación de la siguiente.

Conforme vas entrando en barracones como los de la foto de arriba… Se te va encogiendo un poco más el alma.
Cuando ves las exposiciones que hay, la cantidad de maletas todas ellas con el nombre de los dueños escritos y la fecha, los tazones o platos, las gafas, las prótesis o corsés… Detrás de casa prótesis hay una persona, detrás de cada tazón hay una madre, una abuela, un padre, un primo… Una FAMILIA.

Las habitaciones de las lágrimas…

auschwitz
Este es un montón de Gafas.
auschwitz
Las maletas de las que os hablábamos más arriba.
auschwitz
Estos los millones de tazas, platos, cuencos… Las millones de familias.

He querido dejaros aquí tres de las fotos más representativas.

Hay una sala dónde no se puede grabar ni tomar fotografías que es la sala en la que hay miles de kilos de cabello humano, donde al acabar la guerra se encontraron en el campo 1,95 toneladas de cabello humano.
Cuando llegaban los reclusos, les rapaban el cabello para fabricar alfombras con el, de echo hay una expuesta en esta misma sala.
También se les tatuaba un número (su número) en el ante brazo en el caso de los adultos.
En el muslo en el caso de los niños.
Este campo de concentración fue el ÚNICO en el que se tatuaron personas.

Barracones, hostias de realidad.

Conforme va pasando el tiempo, entras y sales de un barracón a otro, vas escuchando… Asimilando lo ocurrido allí y por lo menos a mí se me llenaban los ojos de lágrimas.
Sin llegar a entender con que pretensión o como tantas personas pueden llegar a unirse y desprender semejante odio hacia otras personas.

Todos los barracones que se visitan son originales de construcción, reacondicionados por dentro.
También hay lugares como el muro de los fusilamientos que también está reacondicionado.

Además tengo que decir que este patio junto con la cámara de gas son dos de los lugares de silencio.
Lugares dónde antes de entrar en ellos, te explican que está prohibido hablar en señal de respeto a la cantidad de victimas que fallecieron en ese lugar.

Pero eso no quiere decir que no hayan más espacios o «estampas» que encojan el alma.

solicitar vida laboral por internet
La horca colectiva

Solo de imaginad cuanta gente cabe al mismo tiempo… Cuanta gente obligarían a mirar también, incluidos niños… Se me parte el alma.

La cámara de gas…

Pero por si eso fuese poco, te vas acercando a lo que ya has visto en fotos o videos de otros blog de compañeros.
Sabes que está llegando el momento en el que vas a tener que entrar a esa cámara de gas, por la que miles y miles de personas pasaron.
Mirar hacia arriba, y ver las trampillas por las que tiraban el gas Ciclon B. Pasar a la sala de los hornos crematorios y ver como están intactos… Puedes llegar a sentir calor, agobio, ganas de llorar, de salir… Puedes incluso tener la necesidad de explicarle al mundo lo que acabas de ver como yo…

solicitar vida laboral por internet
Este es el horno crematorio.

Después de esta última y dura estancia te conducen a la salida.
Devuelves los cascos y te dan 10 minutos para almorzar, para comprar un libro en la librería, una botella de agua de las máquinas expendedoras.
O mas bien para salir al parking y llamar a tu madre llorando como yo y decirle que la quieres.
Que esto es impactante, pero que del mismo modo debería ser obligatorio acudir al menos una vez en la vida.
Después te subes de nuevo al autobús que te llevará a Auschwitz II – Birkenau «La solución final» que os contaremos en otro post.

solicitar vida laboral por internet

He intentado escribir este post desde el mayor de mis respetos. He intentado también transmitiros todo lo que vimos, vivimos y sentimos esa mañana. Es un poco complicado solo con texto e imágenes haceros llegar esos sentimientos.
Pero lo importante es crearos esa necesidad de visitarlo, de conocer esta historia.
Como millones de bloggeros antes que nos crearon a nosotros esa necesidad con sus post.

auschwitz